Saltar la navegación

Sistema de entrenamiento continuo

La carrera continua

Este sistema permite desarrollar principalmente la resistencia aeróbica, cuya condición es un ejercicio de baja o media intensidad, en que las pulsaciones (intensidad) oscilan entre 120 y 160 por minuto.

Hay dos tipos de carrera continua: una a ritmo lento (5 minutos por kilómetro) y otra a ritmo medio (entre 4'15'' y 4'30'' por kilómetro). La principal fuente de energía la proporcionan los ácidos grasos (la grasa), que se convierte en ATP a través de la cadena aeróbica, por ello es muy recomendable para adelgazar.

El fartlek

Es un sistema continuo de origen nórdico que consiste en correr sin interrupción pero variando el ritmo de trabajo en diferentes tramos. Para ello se aprovechan desniveles, recorridos en zigzag y todos aquellos terrenos que permitan una mayor motivación.

La velocidad suele ser variable (media-baja-alta) aprovechando los ritmos bajos para recuperarse. La frecuencia cardíaca ya no permanece constante y puede oscilar entre 140 y 180 pulsaciones por minuto (ppm).

Carrera continua 

El entrenamiento total 

Consiste en aprovechar todos los recursos del medio natural para incidir en la resistencia en todas sus manifestaciones, tanto a nivel orgánico como muscular.

Se alternan carreras a diferentes ritmos, aprovechando desniveles del terreno, con ejercicios de varios tipos. No existen pausas, la carrera y los ejercicios van encadenados de forma continua. La intensidad de carrera es variable en función de la actividad, suelen alcanzarse las 160 ppm y se debe procurar no estar por debajo de 120 ppm.

 entrenamiento total

 

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento No comercial Sin obra derivada 4.0