Saltar la navegación

Fases sensibles

Podemos considerar las fases sensibles como los períodos del desarrollo durante los cuales los seres humanos reaccionamos de modo más intenso que en otros períodos ante determinados estímulos externos, dando lugar a los correspondientes efectos. 

fases sensibles

 Si conocemos la edad más propicia para desarrollar cada una de las cualidades físicas, podremos mejorar de forma más rápida y eficaz nuestras condiciones:

  • Así, para el entrenamiento de la resistencia, al ser una capacidad de baja intensidad, podremos comenzar a entrenarla desde los 5-6 años, sobre todo en el caso de la resistencia aeróbica. En cuanto a la anaeróbica, deberemos entrenarla siempre después de la pubertad, a partir de los 14-15 años.

  • Dentro de la capacidad física de la fuerza, se puede estimular la potencia desde los 8-12 años y siempre con esfuerzos de baja sobrecarga y velocidades de ejecución elevada, pero será a partir de esta edad cuando mejorará en gran medida.

  • En la velocidad deberemos tener en cuenta que podremos mejorar la velocidad de reacción y la frecuencia previamente desde los 6-7 años a los 11-12 años, pero que la capacidad de aceleración y la velocidad máxima deberá trabajarse posteriormente, aprovechando el desarrollo muscular.

  • Finalmente, en cuanto a la flexibilidad, encontramos que es una cualidad física que involuciona, es decir, se va perdiendo con la edad. Por tanto, será fundamental que la trabajemos en edades iniciales, antes del desarrollo muscular producido en la adolescencia.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento No comercial Sin obra derivada 4.0