PRINCIPAL
Se llama así a las técnicas de cultivo en las que se
distribuye agua a la tierra a diferencia de las técnicas
de secano, en las que el agua que recibe la tierra
procede únicamente de la lluvia.

Con esta aportación de agua se consigue aumentar
las cosechas respecto a los cultivos de secano. Y por
otro lado permite el cultivo de especies que consumen
mucha agua, y que de otra forma, sería imposible
cultivar en tierras de secano.

Aunque en Extremadura ha sido la técnica de secano la utilizada generalmente, hay muchas comarcas en las que se aplican técnicas de regadío, como en las Vegas del Alagón, Tiétar y Guadiana.

En las Vegas Altas del Guadiana los canales de
Orellana y Zújar distribuyen el agua de riego. En
las Vegas Bajas lo hacen el de Lobón y el de Montijo.