PRINCIPAL

Bien, ya tienes todo lo que necesitas para construir tu pequeña EDAR. Pero, con ese agua que vas a depurar, una vez depurada ¿qué vas a hacer? ¿Te atreves a hacerle otro tratamiento más? Te proponemos que ese agua depurada u otra que tú elijas, la pases a través de un filtro de arena. Para construir ese filtro necesitas:

Una tubería de PVC y un codo de 20 mm de diámetro.
Planchas de metacrilato o un envase de plástico para hacer la estructura.
Una tubería de PVC de 200 mm de diámetro, una rejilla metálica y papel de filtro para colocar la arena.
Una capa de grava abajo, arena gorda en el medio y arena fina en la parte de arriba.

Con este filtro conseguirás quitarle gran parte del color que tiene tu agua residual además de eliminar las bacterias presentes en el agua. Reproduce la película para ver su funcionamiento.