PRINCIPAL

 

En la actualidad los vinos jóvenes se guardan inicialmente en tinajas cerámicas o en cubas de acero
para la sedimentación inicial de los restos fermentados
de la pisada, trasegándose posteriormente, si es
necesario, a otras cubas, normalmente de madera, para
su envejecimiento.

En esta primera fase, en la cual se sedimentan los
restos fermentados de la pisada, es cuando el vino
obtiene la graduación.

Estas tinajas cerámicas o cubas de acero que se
utilizan actualmente presentan desventajas de solidez
y/o precio en comparación con la cuba de la invención,
que está realizada en mortero de cemento.