PRINCIPAL

 

Se trata de un mecanismo de seguridad para los goteros médicos.

Básicamente es una pieza que se sitúa en el interior del gotero y que está destinada a obturar el punto de conexión con la vía.

De este modo, mientras cae el líquido al depósito, la pieza flota, desplazándose en sentido vertical en función del nivel existente en el depósito. Una vez se agote el líquido, el dispositivo baja hasta taponar el orificio interior, evitando así la posibilidad de que la sangre refluya por la vía y la pueda obstruir.