PRINCIPAL

Los hijos de Antonio Morón: Federico y Manolo siguieron los pasos de su padre. Ambos perfeccionaron máquinas creadas por su progenitor.

Federico inventó unos basculantes: una plataforma inclinable para vaciar la carga. Se trataba de algo innovador. Hasta su aparición, el vaciado de los remolques se efectuaba manualmente. Los hombres, subidos al remolque lo vaciaban con la orca, (una especie de tenedor gigante).

Posteriormente, le incorporaron la función de báscula, que calculaba el peso de la mercancía. Del basculante no se sacó patente.

Manuel creó una centrífuga que, instalada dentro de la tolva de recepción de la prensa continua, eliminaba de hojas o tierra la uva. Antiguamente, la recolección se efectuaba en el suelo, tras el paleo que se efectuaba sobre el árbol. Los frutos se recogían del suelo, por lo que era fácil recoger tierra también.