PRINCIPAL

camión extintor de incendios

Esta idea se le ocurre a Fermín a partir de dos experiencias. Por un lado, escuchar en las noticias que 11 bomberos habían muerto en un incendio de Guadalajara. Esa noche no pudo dormir: en la cabeza del inventor había un problema que resolver.
Por otro lado, al ver una quema de fuegos artificiales en la fiesta del pueblo, se le ocurrió si sería posible enviar polvo de extintor a un incendio por medio de cohetes, sin que nadie tenga que acercarse al fuego. Ahora, lo que tenía el inventor en la cabeza era una posible solución.

Desde estos dos puntos de partida, después de pensar en muchas cosas y hacer algunos experimentos, Fermín ha logrado patentar un nuevo invento: el camión extintor de incendios mediante cohetes. El camión transporta una lanzadera de pequeños cohetes, que son lanzados con ángulos ligeramente diferentes de manera que al caer cubran una amplia zona de terreno. Orientando bien la plataforma y cargando los cohetes de polvo extintor podrían apagar un fuego desde más de 1 km de distancia, sin riesgo para los bomberos, cubriendo unos 25.000 m2.

Una ventaja del camión extintor frente a los helicópteros es que puede funcionar de noche.