Eje cronológico

Arquitectura

Escultura

Pintura

Extremadura


  TEMA II: ARTE MESOPOTÁMICO

IDEAS GENERALES E INTRODUCCIÓN HISTÓRICA


Junto con Egipto, constituye la mesopotámica una de las civilizaciones agrarias de mayor importancia en los albores de la historia. Y con aquella civilización mantiene algunas concomitancias como son una cierta continuidad de sus formas artísticas, y el fuerte contenido religioso de las mismas; sin embargo, algunas circunstancias históricas las diferencian notablemente, y entre ellas debe figurar como la principal el hecho de que en la región del Eúfrates y del Tigris se sucedieron entre el cuarto milenio a. de C. y el siglo VI a. de C. una serie de pueblos diferentes que mantuvieron una manifestaciones que en estilo e iconografía fueron aparentemente homogéneas. De hecho, el arte mesopotámico fue creado y mantenido por las sucesivas oleadas de pueblos invasores, diferentes tanto étnica como lingüísticamente. Hasta la conquista de la zona por los persas en el siglo VI a.C., cada uno de esos grupos hizo su propia contribución al arte mesopotámico. Los sumerios fueron el primer pueblo que controló la región y estableció su arte, seguidos por los acadios, babilonios y asirios. Esa sucesión de pueblos, precedidos por una etapa anclada en el Neolítico (yacimientos de Hassuna, Samarra, El-Obeid, etc.) obligan a dividir su evolución artística yen múltiples períodos relacionados con los mismos como son el protodinástico o sumerio, el período acadio, el neosumerio, el babilónico inicial o protobabilónico, el asirio y, finalmente, el neobabilónico.
Las aportaciones más destacables del arte mesopotámico se encuentran en el ámbito de las técnicas constructivas: el empleo del adobe y del ladrillo como material constructivo -ante la escasez de piedra- y en su caso de las placas cerámicas esmaltadas, la resolución de los soportes mediante el uso sistemático de los arcos y bóvedas, la estructura peculiar de sus templos (el zigurat) y la construcción de importantes núcleos urbanos, cada uno dominado por un templo, que fue el centro del comercio y la religión hasta que fue desbancado en importancia por el palacio real. Aunque a un nivel menor, debe destacarse también la calidad artística de los grabadores de sellos que dentro de la cultura mesopotámica fue una forma de expresión artística tan importante como las artes monumentales.
El suelo de Mesopotamia proporcionaba el barro para los adobes que también cocían para obtener terracota, con la que realizaron cerámica, esculturas y tablillas para la escritura.
Por lo demás, los materiales utilizados fueron muy diversos: En la escultura emplearon basalto, arenisca, diorita y alabastro; también trabajaron algunos metales como el bronce, el cobre, el oro y la plata, así como nácar y piedras preciosas en las piezas más delicadas y en las labores de incrustación. En sus sellos cilíndricos usaron piedras de todas las clases, como lapislázuli, jaspe, cornalina, alabastro, hematites, serpentina y esteatita. No obstante, algunas de estas piedras escaseaban en la zona, por lo que tuvieron que importarlas.
El frontalismo de las esculturas acadias, las estelas babilonias, los toros alados y los relieves con escenas de caza de los asirios, la cerámica esmaltada o las improntas de los cilindros-sellos son un muestrario fundamental de este arte.
Las influencias del arte mesopotámico llegaron a muchas de las culturas de territorios vecinos, como la costa sirio-palestina , los hititas, o la cultura persa.

 
 

 

 


Galerías

 

Láminas comentadas

ÍNDICE Prehistoria Mesopotamia Egipto Grecia Roma Bizancio Islam Románico Gótico Renacimiento Barroco s.XIX (1) s.XIX (2) Vanguardias ArquitecturaXIX-XX