item3c6a1b1

El planeta azul

Nuestro planeta es el planeta del agua. En efecto, desde el exterior se aprecia la razón del apodo que se ha dado a nuestro planeta desde los viajes espaciales. La corteza terrestre está parcialmente cubierta por agua. Sobre todo es el agua salada de los océanos. El agua ha facilitado el surgimiento de la vida en nuestro planeta. Las teorías del origen de la vida son variadas pero todas coinciden en la importancia de las zonas acuáticas bien para el surgimiento, bien para el desarrollo y/o evolución de la misma.

 

Es curioso reseñar que uno de los sabios griegos más conocido, el filósofo Tales de Mileto, en su afán por dar una teoría acerca del cambio observado en la naturaleza, afirmara que el principio de todo (arché) era el agua. No es difícil dar la mano a Tales y razonar con él los motivos de su elección: el agua se nos presenta en los tres estados de la materia, está presente y es necesaria para los seres vivos, se sabía de su asociación con la aparición de formas elementales de vida (pensemos que hasta el siglo XIX se pensaba muchas veces en términos de “generación espontánea”). Desde antaño, no sólo la filosofía recogió la importancia del agua. Las leyendas y los mitos dan un papel fundamental al agua en sus cosmogonías (mitos del origen del mundo) y en otros relatos como el conocido diluvio universal, del que la hidrosfera sería una maravillosa secuela.

oceano
Hidrografía

Hidrosfera

La hidrosfera es la masa de agua de la Tierra. Con este nombre se conoce el conjunto de los mares y océanos, los ríos, los lagos, los hielos y las aguas subterráneas.

Las imágenes de nuestro planeta desde el exterior nos han llevado a denominarlo cariñosamente “el planeta azul”. En efecto, la combinación de la atmósfera con la gran presencia de agua en la Tierra dan un efecto de color azulado ciertamente bello.

Conjunto de aguas terrestres

100%

Mares y océanos

97.1%

Ríos

0.0001%

Lagos

0.016%

Glaciares y casquetes polares

2.24%

Humedad atmosférica

0.001%

De esa gran cantidad de aguas que pueblan nuestra casa terrestre, la gran mayoría es el agua de los mares y los océanos (un 97%), mientras que sólo un 3% es agua dulce. A los seres humanos, como a los demás animales, nos interesa ésta última especialmente. No obstante, todo el conjunto de las aguas del planeta participa en el denominado ciclo hidrológico. Ese ciclo nos muestra la importancia de las relaciones de unas formas de presencia del agua con otras así como el interés de respetarlo en interés del medio ambiente planetario. En las fotos inferiores aparecen una marea negra y vertidos clásicos a nuestros ríos: una muestra de lo que no se debe hacer.

mareanegra Contaminacionagua

Oceanografía

Del estudio de las aguas marinas se encarga la oceanografía.

Los océanos son lass grandes masas de agua sobre la tierra que separan los continentes. Contienen un 97% de las aguas terrestres y ocupan un 70% de la superficie del planeta. Los océanos son el Pacífico (océano gigante, cuya extensión supera la de los continentes), el Atlántico, el Índico, el Antártico y el Ártico.

Se diferencian de los mares en que estos últimos son determinadas zonas marinas, situadas sobre la plataforma continental, con menor profundidad y que tienen un nombre propio por razones de índole histórica o cultural, como el mar Mediterráneo (el "mare nostrum" latino).

paisajedealtamar
Tierra y Universo item3c2 item3c1 item3c item3c4 item3c5 item3c3a item3c6a1b1a item3c6a1b1 Hidrografía