LAS RUINAS DE EMPURIES



LaVanguardia.es 04-05-2003

LAS RUINAS DE EMPURIES LANZAN SU CANDIDATURA PARA SER DECLARADAS PATRIMONIO MUNDIAL

El yacimiento espera seguir los pasos del conjunto de Tarraco, el palmeral de Elx y el románico de la Vall de Boí, reconocidos en el 2000
La Unesco tomará su decisión en el 2008, cien años después del comienzo de las excavaciones en el yacimiento grecorromano


Empúries espera un buen regalo para cuando se cumpla el centenario del inicio de las excavaciones en las ruinas grecorromanas. Si en 1908 comenzaron los trabajos de recuperación del yacimiento, del que hasta ahora sólo ha sido excavada una cuarta parte, en el 2008 quiere optar a la declaración de patrimonio mundial por parte de la Unesco. Empúries prepara una batería de actuaciones que pasan por el impulso de las prospecciones y la creación de un nuevo órgano de gestión que sustituya al actual, dependiente del Museu d'Arqueologia de Catalunya. Todo para estar a punto al final de una larga carrera que culminará en París dentro de cinco años.

El director general de Patrimoni Cultural, Marc Mayer, aseguró ayer durante la presentación de la candidatura de Empúries que “debemos buscar casi la perfección” para afianzar el yacimiento como un serio aspirante. “Ahora –dijo– es necesario poner todos los medios para llegar a nuestro objetivo.” Entre estas actuaciones destaca la extensión de las excavaciones en el área de la ciudad romana, “en la medida que recomienda la prudencia científica”, según Mayer, y la elaboración de un plan para mejorar la comprensión de la ciudad griega.

Pero el verdadero cambio de Empúries será la inminente creación de un nuevo órgano de gestión. Mayer considera que el modelo actual no es válido para una candidatura con garantías para ser proclamada patrimonio mundial.

“La clave está en crear las sinergias necesarias entre todas las administraciones para dotar al yacimiento de más medios y recursos”, entiende el titular de Patrimoni Cultural. Y la fórmula con la que se pretende conseguir esta implicación es mediante un consorcio en que figuren, como mínimo, la Generalitat, la Diputación de Girona y el Ayuntamiento de l'Escala. El nuevo órgano gestor deberá constituirse a corto plazo porque existe la intención de presentar oficialmente la candidatura el próximo año ante el Consejo de Patrimonio Histórico, que deberá decidir si Empúries formará parte de la lista de aspirantes.

Una vez garantizados los modelos de gestión, científico y de preservación del conjunto monumental, los responsables de Empúries se guardan un as en la manga: la relación del yacimiento como símbolo de la nueva Europa que mira al Mediterráneo. “En Empúries están representadas todas las civilizaciones mediterráneas y la cultura de Oriente y del norte de África, y debe ser un referente europeo, no sólo del pasado, sino también del futuro”, explica Mayer.

Por su parte, el director del Museu d'Arqueologia de Catalunya-Empúries, Xavier Aquilué, señaló que la declaración de patrimonio mundial significaría para el yacimiento, además de un mayor reconocimiento internacional, la posibilidad de “desarrollar nuevos mecanismos de protección y gestión y la oportunidad de movilizar recursos públicos y privados”. Aquilué considera que Empúries, uno de los yacimientos clásicos más ricos de la península Ibérica, que recibe 225.000 visitantes anuales, es un “símbolo histórico de diversidad cultural que debe ser protegido, especialmente de la presión turística y del crecimiento urbanístico”. Empúries ha creado un logotipo para promocionar su candidatura, en el que aparece el reverso de un dracma griego con la figura de Pegaso. Los últimos espacios catalanes incluidos en el catálogo de la Unesco fueron, en el año 2000, el conjunto arqueológico de Tarraco y el románico de la Vall de Boí, en la Alta Ribagorça, que compartieron honores con el palmeral de Elx.


© www.patrimonio-mundial.com
patrimonioespana@yahoo.es