El Calcolítico

Del griego: calco, "cobre" y lithos, "piedra". En este período se inicia la fabricación de instrumentos de metal, aunque todavía van a tener un uso minoritario y la mayoría de las herramientas seguían siendo de piedra, de ahí que a la Edad del Cobre también se le llame Calcolítico. El cobre se va a utilizar para la fabricación de pequeñas armas (puntas de flecha, puñales o hachas) y herramientas (hoces, punzones, cinceles, etc). Algunos de estos objetos no se llegaron a utilizar jamás y se cree que eran considerados como objetos de prestigio social o de poder, siendo una prueba de que en el calcolítico, aumentan las diferencias sociales.

En estos momentos iniciales de la minería y la metalurgia, la base de la economía de los grupos humanos asentados en nuestro territorio sigue siendo agrícola (cereales) y ganadera (oveja, cabra, vaca, cerdo y caballo). Además, se sigue practicando la caza (jabalíes, corzos y cabras monteses).

Son numerosos los poblados descubiertos pertenecientes al Calcolítico, lo que hace pensar que aumenta la población sobre el territorio de la actual Extremadura. Además de los poblados situados en terrenos llanos o en suaves lomas cerca de los ríos, aparecen otros, protegidos con murallas y torres de piedra, en cerros elevados que permiten el control visual de caminos, vías de paso o de amplios espacios.

Ese interés por el control de las vías de comunicación naturales y la presencia de objetos de cerámica campaniforme y de marfil demuestran la existencia de relaciones comerciales con otros lugares durante este período.

Finalmente destacamos dos manifestaciones culturales de gran interés: los ídolos y el arte rupestre esquemático.

• Los ídolos son objetos realizados sobre materiales diversos (piedra, marfil, pizarra, hueso, etc), de formas diferentes (placa, falanges, cilindro, humana o de animales), más o menos esquematizadas, y que suelen ser utilizados como objetos mágicos (amuletos), de poder (símbolo) o de culto (religioso).

• El arte rupestre esquemático, aunque tiene sus inicios en el Neolítico, su máximo desarrollo se produce durante el Calcolítico y la Edad del Bronce. Aparece principalmente al aire libre o en abrigos rocosos. De colores predominantemente rojizos, las pinturas representan la figura humana, animales, armas, soles, puntos y barras, etc., todo ello de manera muy esquemática y con composiciones abstractas. Estas formas artísticas han sido objeto de varias interpretaciones, aunque resulta difícil desentrañar su verdadero significado. Uno de estos intentos de explicación relaciona estas pinturas con ceremonias y rituales de carácter mágico-religioso, tales como ceremonias propiciatorias, ciclo de las estaciones y de la vida, ritos de cohesión social, de transmisión de papeles sociales, de iniciación, etc. Sea como fuere, lo cierto es que las pinturas esquemáticas son muy numerosas y están muy extendidas por la actual Extremadura. En la provincia de Cáceres, destacan las siguientes zonas: Las Villuercas, la comarca de Alcántara, la penillanura trujillano-cacereña y los grabados de las Hurdes. En la provincia de Badajoz, podemos citar las que aparecen en las siguientes zonas: Comarca de Mérida, Cabeza del Buey y Peñalsordo.

Más información

El Neolítico y el Calcolítico en Extremadura

Regresar al índice de etapas de la Prehistoria


Cultura Extremeña © Heliodoro Núñez y Antonio Paniagua. 2003